Tres tips para lograr Equilibrio

publicado en: Bitácora | 0

¿Cómo lograr la calma en un mundo tan ruidoso, tan rápido?

¿Cómo encontrar nuestro centro en momentos difíciles y de confusión?

Cuando hablo de estar centrada, hablo de una actitud ante la vida. Como nos posicionamos frente a las diferentes situaciones puede cambiar el rumbo de la historia. Por ejemplo, el enojo es una emoción que no dejara de existir, somos emociones también! Pero, lo que haga con ese enojo, o lo que él haga conmigo es lo que se transformará. Podemos identificarnos y  generar reacciones, propias y ajenas,  con consecuencias indeseables. Un círculo vicioso que si hoy estás leyendo esto, ya reconociste que no te lleva a ningún lado. O podemos sacar lo externo del foco de atención, nadie tiene la culpa, dejar que esa emoción se aliviane, pierda protagonismo y volver la nube en claridad. Eso en lo que te quedaste estancada y enfocada, ¿te sirve? ¿te funciona?¿realmente es conveniente?

Cambiar un hábito. Soltar el control del entorno y tomar las riendas de tu destino. Una de las cosas que te empodera se basa en Ocuparse en vez de Pre-Ocuparse.

En un mundo donde todo es tan inmediato, nos alejamos cada vez más de la Paciencia. Re-accionar es siempre inmediato, es accionar sin pensar, y en los procesos emocionales, todas las veces, es necesario pausar. Escuchar que tiene esa emoción para decirme, para enseñarme, dejarla ir, con amor, y luego, en ese centro dejar que las cosas tomen su curso. Es la manera de crecer, evolucionar, dejar de repetir lo que hace mal y estanca, para abrirse a nuevas formas.

*~Por eso te aconsejo:

    • Respirar

    Suena simple y cotidiano, ya que sin respiración morimos. Pero respirar pausado, profundo y consciente, no es moneda corriente. Y  lograr esa respiración es lograr calmar la mente.

    Como primera instancia te propongo que te tomes todos los días 5 minutos. Luego será progresivo y eso dependerá de muchas cosas, cada información que recibas ajústala a tu “agenda”. Algunas posibilidades son:

    • Sumar cada día un minuto más
    • Hacer los primeros 7 días, 5 min; luego los próximos 7 días 10 min, e ir sumando cada 7 días, 5 min.
    • Respetar el mismo horario todos los días es una técnica excelente para los cambios de hábitos

    En principio comienza por darte esos 5 minutos para solo respirar llevando la atención a ese acto de vida cotidiano fundamental. Dale espacio consciente. Inhalamos y exhalamos por nariz, las primeras veces podes exhalar por boca si lo necesitas. Al inhalar usamos toda la capacidad pulmonar hinchando la panza y al exhalar hundimos el ombligo vaciándonos para volver a iniciar. Sentada o acostada. En silencio o con música. Siempre hay tiempo para mejorar, pero para que eso suceda ¡es necesario iniciar!

    • Conectar con la tierra

    Venimos a transitar una experiencia concreta, terrenal. Muchas veces en el trajín del día y  de la ciudad no nos detenemos a conectar con este planeta hermoso que pese a todo no deja de brotar y dar vida. Incluso muchas veces ni siquiera le damos sus necesidades básicas para vivir en plenitud. Formamos parte de un universo infinito, conectar con la tierra es simple:

    • Descálzate y pisa la tierra.
    • Mira la luna.
    • Reposa y toma un baño de sol.
    • Una ducha con sales o aceites.
    • Cuida una planta. Obsérvala, aprende de sus procesos. Y si se muere, proba otra vez.

    • Alinear tus chakras

    Si bien alinear chakras conlleva muchas más cosas, es importante que empieces a conocerlos, mejor dicho a recordar y a ser consciente de su existencia. Darle a tu alma, a tu espíritu, a tus cuerpos sutiles una identidad y un lugar. Localizarlos (puede haber pequeñas variantes de un cuerpo a otro, asique busca tu propio sitio) y reconocer sus colores, sonidos y formas.

    Chakra es una palabra sánscrita (lengua clásica de India) que significa rueda que gira. Son centros energéticos por donde circula la energía. Los chakras principales son siete.  Se encuentran a lo largo de nuestra columna vertebral, desde el perineo hasta la coronilla. Los simbolizamos con flores de lotos de diferentes colores y con diferente cantidad de pétalos. Un mal funcionamiento de ellos, puede generar hasta enfermedades físicas. Somos un cuerpito físico, mental y emocional, y si algo funciona mal altera el resto. Imaginemos los chakras como manantiales por donde circula el agua, que va fluyendo, limpiando e hidratando.

    Cada Chakra se relaciona con un mantra (sonidos) especifico. Te aconsejo que lleves tus manos a la zona, y que inspires profundo y en la exhalación repitas el mantra. Hacerlo te llevara máximo 15 min! Podes llevarlo a la práctica mientras te bañas o esperas la cocción de tus alimentos. Veras con la práctica, será una gran herramienta.

    Ampliare sobre estos temas que me apasionan! Espero que esta primera entrada te haya servido, disfruté mucho de escribirla, no podía parar.

    Gracias por leerme!